lunes, 24 de enero de 2011

Un ejemplo de soliloquio

"La Vida es Sueño", la magnífica obra teatral de Calderón de la Barca, no deja indiferente a nadie, sobretodo tras la recitación de dos de los mejores soliloquios que ha dado el género lírico en nuestro país. Ahí va el ejemplo.



"Que toda la vida es sueño y los sueños sueños son".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada